Estabilización de taludes y protección frente a desprendimientos

/Estabilización de taludes y protección frente a desprendimientos
Estabilización de taludes y protección frente a desprendimientos2018-01-11T16:15:00+00:00

ESTABILIZACIÓN DE TALUDES

La estabilización de taludes es indispensable cuando estos han perdido su equilibrio o están sometidos a agresiones medioambientales, que de no actuar de forma adecuada, serían degradados rápidamente.

Estas circunstancias pueden darse tanto por acciones naturales como provocadas por el hombre, principalmente derivados de los trabajos del entorno de la construcción.

Actuar en la estabilización de taludes requiere de empresas especializadas como Miramar Gunitados S.A., además de productos diseñados y fabricados expresamente para ello.

Previamente a la ejecución de la obra, se realizarán los estudios oportunos (tipo de suelo, riesgos de inestabilidad, vegetación, presencia de agua etc.) para definir la solución técnica más adecuada.

Estas técnicas pueden aplicarse tanto de forma individual como combinadas, dependiendo de las circunstancias que se den en cada caso. Sólo así se puede conseguir un coeficiente de eficacia y seguridad admisible.

SOLUCIONES PARA ESTABILIZACIÓN DE TALUDES Y PROTECCIÓN FRENTE A DESPRENDIMIENTO DE ROCAS

Las mallas de triple torsión, están formadas  alambres de acero galvanizado para evitar la oxidación que, entrelazados en forma exagonal de dimensiones variables forman un tejido susceptible de ser sometido a determinados esfuerzos.

Es empleado habitualmente como una solución para la protección superficial contra desprendimientos en taludes de roca fracturada de desmontes y laderas.

Estas mallas se fijan en la coronación del talud mediante piquetes unidos entre sí mediante cable  actuando de guiado de pequeños fragmentos de roca desprendidos del mismo.

Normalmente van combinadas con bulones cortos en cuadrículas adosando la malla al propio talud dispuestas a lo largo de toda la superficie del talud, evitando la movilidad de bloques existentes.

Las pantallas son elementos pasivos (actúan una vez producido el desprendimiento) de protección contra la caída de rocas, formados por una estructura metálica formada por perfiles, mallas, redes, disipadores de energía, cables y anclajes y situados en la trayectoria de los desprendimientos, deteniéndolos y acumulándolos sin el deterioro de la estructura a proteger.

Su funcionamiento se basa en la transformación de energía potencial en energía elástica de sus componentes.

Existen 2 tipos de pantallas:

  • DINÁMICAS. De baja energía (300 k.j), media (300 kj – 1000 kj) y alta (más de 1000 kj)
  • ESTÁTICAS. No se produce transformación de energía, los propios componentes aguantan el impacto.

Son sistemas flexibles de protección activa contra la caída de rocas, evitando movimientos de material rocoso de cierta magnitud.

Con esta combinación de redes de cables y bulones se obtienen capacidades de soporte diferentes dependiendo de la combinación de todos los elementos que configuran el sistema.

Esta formado por

  • Mallas de triple torsión. Evitan la caída de fragmentos de roca de pequeño diámetro
  • Redes de cable. Son membranas flexibles paños de red de cable de acero, normalmente de 8mm, unidos entre sí mediante cables de acero de dimensiones variables (12-22 mm) en función de la capacidad de soporte del sistema
  • Bulones y anclajes de cable. Encargados de transmitir la carga al terreno con lo que su longitud y dimensionado estará en función de la capacidad del sistema elegido

La combinación de micropilotes  o cortinas (las cuales están sometidas a esfuerzos de cortante y flexión) dispuestos en modo pantalla, junto a anclajes, constituye uno de los elementos de estabilización más potente frente a grandes deslizamientos.

Los micropilotes  dispuestos formando alineaciones o grupos numerosos con varias inclinaciones unidos en cabeza mediante vigas o perfiles de atado combinándose con anclajes.

Estas estructuras producen una mejora del coeficiente de seguridad global de los taludes por el incremento de la resistencia al corte de las mismas. Evaluadas según potenciales superficies de rotura.

La aplicación de gunita u hormigón proyectado se emplea para la estabilización de taludes evitando riesgos de posibles desprendimientos, ofreciendo las siguientes ventajas:

  • Con el espesor adecuado y en combinación con una armadura metálica (malla electro-soldada, fibra, etc.) y bulones o anclajes, se convierte en un sistema muy efectivo y económico  de sostenimiento o contención similar al que puede ofrecer un muro de hormigón
  • La protección que ofrece a la degradación o erosión de los materiales más inestables del talud es una de sus principales ventajas, además de su rapidez de ejecución y versatilidad ante cualquier forma y tamaño
  • Siempre es conveniente  prever la posible acumulación de agua detrás de la dunita mediante la perforación de mechinales o drenajes.

El empleo de tintes, pinturas y colorantes en el gunitado permite la mimetización de la gunita con el entorno, reduciendo de esa manera el impacto visual generado por ello.

El compromiso con el medio ambiente y la integración de nuevas estructuras en el mismo se soluciona de manera eficaz mediante técnicas de revegetación. Estas técnicas están basadas en la proyección de un sustrato de tierra sobre un paramento de hormigón o roca que mediante el empleo de colas especiales, queda fijado.

Posteriormente se impregna toda la superficie de sustrato de semillas y abonos para que se produzca la germinación de las mismas y un posterior crecimiento.

Para evitar posibles “desconchones” del sustrato generado previamente a la proyección, se coloca una malla tipo triple torsión adosada al talud, lo cual sirve de ayuda para la fijación del sustrato.

El efecto positivo de la vegetación para evitar problemas de erosión cumple dos funciones principales: regula el contenido de agua en la superficie y confiere consistencia por el entramado mecánico.

Existen otros métodos de revegetación de taludes empleados por Miramar Gunitados habitualmente, consistentes en el empleo de mantas y redes orgánicas, las cuales favorecen el desarrollo de vegetación mediante el aporte de materia orgánica durante su descomposición.

Este tipo de mantas o redes suelen ser habitualmente mantas de paja, heno-coco, coco, redes de coco reforzadas con polipropileno, redes de yute…

A continuación puede observar una galería de trabajos de Estabilización de Taludes realizados por Miramar Gunitados

Si tiene cualquier duda o consulta , no dude en contactar con nosotros y le atenderemos siempre con un trato personalizado.

CONTACTO